viernes, 10 de diciembre de 2010

Los hijos del Estado



Sólo era cuestión de tiempo.
 
Nuestros hijos no son nuestros; son del Estado, esa creación monstruosa que no para de crecer y que está engullendo nuestras vidas. Se me revuelve el estómago cada vez que pienso en el sistema fiscal, en el sistema sanitario, en el sistema judicial y en el sistema educativo. Pero, hoy, lo que se me revuelve es el útero.

 
 
Sería ridículo si no fuera tan terrible. O se está escondiendo parte de la información y había más motivos para la retirada de la custodia o la medida resulta totalmente desmesurada y abusiva. Puestos a darle el dinero a alguien ¿por qué no se lo dan a la familia de origen, si el único problema era la falta de recursos económicos? 
 

Mientras Alemania, Suecia y España persiguen a las familias homeschoolers "por el bien de los niños" y ahora ,también, a las familias en paro, ese mismo Estado del "Bienestar" ignora la desaparición de un niño durante dos años.
 
 
Nos hemos creído que necesitábamos un estado protector y hemos dejado que creciera demasiado. Nos quitaron el dinero, nos quitaron el tiempo y ahora nos quitan a nuestros hijos. ¿Qué nos queda?

5 comentarios:

María dijo...

Tiene que haber mas motivos. Hay muchas familias que no tienen ingresos y nadie les quita a sus hijos. Seguro que hay mas motivos.

Laura Mascaró dijo...

Eso espero, María, eso espero...

Isabel dijo...

Yo creo que algo huele a podrido en los servicios sociales del Consell de Baleares. Y si no, ved esta otra noticia

http://www.elmundo.es/elmundo/2010/12/09/baleares/1291880676.html

Es evidente que no actúan en beneficio de los niños.

Mónica de Felipe dijo...

Es terrible pero creo que juego consiste en eso. ¿Seres humanos libres? Imposible. Yo también estudié derecho y, si algo me quedó claro, es que las normas no se hacen de forma generosa y altruista. Las leyes las hacen unas élites con intereses y detrás de la supuesta protección hay un proteccionismo que nos deja a los demás sin derechos.

♥ meninheira ♥ dijo...

Lau, me quedo a cuadros y extremadamente preocupada (si no lo estaba ya por las últimas noticias), terrible, es terrible!!