martes, 4 de abril de 2017

Niños en internet


Periódicamente hay que volver a hablar sobre la exposición de los niños en internet, su derecho a la intimidad, a su imagen y al anonimato. Sobre los peligros de mostrarlos en fotos y vídeos al mundo entero.

Creo que la revolución tecnológica nos supera un poquito, que nos cuesta comprender y aceptar que algunas cosas ya nunca volverán a ser como antes. Que la privacidad ya no es lo que era, para bien y para mal.

Nosotros tenemos claro lo que hacemos y por qué lo hacemos. También tenemos claro que no hay más peligro en la red que fuera de ella. Y no hacemos una distinción entre la "vida online" y la "vida real". Ambas son igualmente reales.


 

Al hilo de este tema, dejo este artículo publicado en El Mundo:


Tanto en el canal de Verdeliss como en el de Trillizos0201 participan menores de edad, y no es ningún secreto que la exposición pública de los niños en Internet genera ciertos peligros. Para la familia navarra, "nada en esta vida es seguro, estás tan expuesto en las redes como viviendo en una burbuja de cristal". Aseguran que, respecto a sus hijos, la tranquilidad se la da que ellos, como padres, son los que ponen el filtro: "Siempre vamos a velar por ellos. Saben de su repercusión en YouTube y la disfrutan. Incluso nuestro hijo de 11 años ya se ha creado su propio canal", revelan.  
Los padres de Álvaro, Pablo y Paula opinan que no hay que tener miedo a las plataformas 2.0. "La desinformación en cuanto a las redes sociales, eso sí que da miedo. En nuestro caso compartimos los seis todos nuestros contenidos en redes sociales y estamos pendientes los unos de los otros de las publicaciones del resto. Mientras se esté bien informado y al día, los peligros se minimizan", defienden.  
No sólo creen que su fama en YouTube no les perjudica, sino que están convencidos de que podría ayudarles a labrarse una carrera profesional. "Esto no es sólo grabar un vídeo y subirlo, hay mucho trabajo detrás de las cámara que hace que cada día aprendan", afirman los padres de estos jóvenes trillizos.

No hay comentarios: