viernes, 15 de septiembre de 2017

Sin castigos


Para mi, por suerte, criar sin castigos es algo completamente normal. Nunca hubo castigos, gritos ni violencia de ningún tipo en mi casa, ni en la casa de mis abuelos, ni en las de mis tíos. Pero hay muchos padres que, si quieren, tienen que aprenderlo de nuevo. Comprender por qué y cómo se educa de esta manera. En paz, básicamente. Para muchos no es fácil porque tienen que cambiar su perspectiva de la maternidad, de la crianza y de las relaciones en general. Aprender a manejar sus emociones de otra manera, aprender a comunicarse de otra manera.


Conocí a Teresa García hace años, no sé cuántos, primero en internet y después en persona cuando me invitó a Gran Canaria. Nuestros trabajos tienen un gran paralelismo y coincidimos mucho (quizás por completo) en nuestra forma de entender la crianza.



Por eso cuando decidió convertirse en patrocinadora de mis proyectos no dudé en invitarla a formar parte activa de ellos. Hemos empezado por esta charla que tuvimos ayer en directo en mi canal de Youtube. Espero que os sirva, que os inspire, que os ayude a seguir en el camino de la crianza pacífica o a empezar a transitarlo si todavía no estáis en él.

Dejad vuestros comentarios y también preguntas porque, casi con toda seguridad, habrá segunda parte.


 


BIBLIOGRAFÍA

Gordon Thomas

Faber & Mazlish

Marshall Rosenberg






jueves, 7 de septiembre de 2017

Para qué sirve la escuela


Invité a mis amigos Paco y Pilar a comer a casa y, como sé que son grandes lectores y que les interesa el tema de la libertad en todas sus facetas y ámbitos, les regalé mi libro "Sin escuela". Hoy entro en Facebook y me encuentro este comentario en su muro:

Agradezco profundamente a Laura Mascaró Rotger su maravilloso libro "Sin escuela" un breve tratado sobre educación alternativa (y en el hogar) al modelo estatal del siglo XIX que aún padecemos, creado para formar súbditos, soldados o trabajadores según conviniera en cada momento o lugar, cortando de raíz la creatividad del niño e introduciéndole conceptos que no le van a valer para nada en la vida real. El abandono y reclusión forzosa de nuestros hijos en centros estatales o paraestatales la mitad del año durante tantas horas al día lejos de la tranquilidad de nuestra presencia que tanto necesitan a edades tempranas, rodeados de niños de su edad en quienes no pueden confiar y maestros que tienen un programa que cumplir dentro de no muchos años será contemplado como una oscura reliquia del pasado que muchos no creerán.



Citando a John Holt, uno de sus autores de referencia, "para lo único que sirve la escuela es para convertir a los niños en estrategas que, en vez de dedicar sus esfuerzos en el aprendizaje, los dedican al desarrollo de estrategias que les permitan superar las clases y los cursos sin mucho problema. Niños que fuera de la escuela son activos,abiertos y brillantes, se paralizan cuando están en clase y buscan la forma de pasar desapercibidos y de cumplir con los mínimos necesarios para no llamar la atención de los profesores. Insiste entonces Holt en que para que se dé el aprendizaje es necesario que exista un ambiente adecuado, distendido, en el que el niño se sienta tranquilo y seguro. De ahí concluye que el proceso de aprendizaje no requiere necesariamente de enseñanza sino que se da de manera natural cuando el niño tiene sus necesidades básicas cubiertas y es dejado en libertad."










Aventureros sin mapa





La serie AVENTUREROS SIN MAPA presenta las historias de diferentes personas que viven plenamente su vocación (de manera profesional o no) y que han llegado a ella por caminos insospechados y no habituales. Estos testimonios pretenden dar un mensaje de esperanza a aquellos jóvenes que todavía no han sentido esa llamada (y para sus quizás impacientes padres).



En el primer episodio, presentamos a Damià Rotger, diseñador gráfico, tipógrafo, poeta y docente, nos cuenta cómo descubrió su verdadera pasión por la tipografía, oficio que actualmente desempeña en su estudio de Palma de Mallorca y que le ha merecido diversos premios y reconocimientos.






Fragmento de una entrevista concedida al diario Ara Balears. Léela completa aquí (en catalán).

Eres profesor de tipografía. ¿Cómo ves el sistema educativo actual? ¿Tenéis suficiente margen de acción en el currículo para la adquisición de competencias? 
Creo que tiene carencias y que una de ellas es que se tendría que desvincular del circo político, seguir un camino más independiente. Una cosa más palpable que creo que falta en el sistema educativo es la parte lúdica; se tiene que inyectar de esta sustancia, tenemos que empezar a aprender disfrutando. El concepto, tal vez, podría ser: "Aprender sin darnos cuenta" porque, a veces, por circunstancias que se nos escapan, esto de aprender, de manera inconsciente, crea un rechazo. Cambiar esto por "vamos a jugar" puede ser diferente. Cuando crecemos y descubrimos lo que nos apasiona, aprendemos jugando y por nuestra cuenta. Lo que no puede ser es que los adolescentes vayan a las aulas con esta sensación de decir "qué rollo". También hay que comprender que es una edad complicada; elegir tan pronto lo que quieren hacer no es fácil. Además, a mi no me funcionó. Como docente, tengo la suerte de que en el sitio donde trabajo, EDIB, tengo que cumplir unos programas pero, dentro de este margen, tengo libertad de movimientos.