jueves, 7 de septiembre de 2017

Aventureros sin mapa





La serie AVENTUREROS SIN MAPA presenta las historias de diferentes personas que viven plenamente su vocación (de manera profesional o no) y que han llegado a ella por caminos insospechados y no habituales. Estos testimonios pretenden dar un mensaje de esperanza a aquellos jóvenes que todavía no han sentido esa llamada (y para sus quizás impacientes padres).



En el primer episodio, presentamos a Damià Rotger, diseñador gráfico, tipógrafo, poeta y docente, nos cuenta cómo descubrió su verdadera pasión por la tipografía, oficio que actualmente desempeña en su estudio de Palma de Mallorca y que le ha merecido diversos premios y reconocimientos.






Fragmento de una entrevista concedida al diario Ara Balears. Léela completa aquí (en catalán).

Eres profesor de tipografía. ¿Cómo ves el sistema educativo actual? ¿Tenéis suficiente margen de acción en el currículo para la adquisición de competencias? 
Creo que tiene carencias y que una de ellas es que se tendría que desvincular del circo político, seguir un camino más independiente. Una cosa más palpable que creo que falta en el sistema educativo es la parte lúdica; se tiene que inyectar de esta sustancia, tenemos que empezar a aprender disfrutando. El concepto, tal vez, podría ser: "Aprender sin darnos cuenta" porque, a veces, por circunstancias que se nos escapan, esto de aprender, de manera inconsciente, crea un rechazo. Cambiar esto por "vamos a jugar" puede ser diferente. Cuando crecemos y descubrimos lo que nos apasiona, aprendemos jugando y por nuestra cuenta. Lo que no puede ser es que los adolescentes vayan a las aulas con esta sensación de decir "qué rollo". También hay que comprender que es una edad complicada; elegir tan pronto lo que quieren hacer no es fácil. Además, a mi no me funcionó. Como docente, tengo la suerte de que en el sitio donde trabajo, EDIB, tengo que cumplir unos programas pero, dentro de este margen, tengo libertad de movimientos.