viernes, 15 de septiembre de 2017

Sin castigos


Para mi, por suerte, criar sin castigos es algo completamente normal. Nunca hubo castigos, gritos ni violencia de ningún tipo en mi casa, ni en la casa de mis abuelos, ni en las de mis tíos. Pero hay muchos padres que, si quieren, tienen que aprenderlo de nuevo. Comprender por qué y cómo se educa de esta manera. En paz, básicamente. Para muchos no es fácil porque tienen que cambiar su perspectiva de la maternidad, de la crianza y de las relaciones en general. Aprender a manejar sus emociones de otra manera, aprender a comunicarse de otra manera.


Conocí a Teresa García hace años, no sé cuántos, primero en internet y después en persona cuando me invitó a Gran Canaria. Nuestros trabajos tienen un gran paralelismo y coincidimos mucho (quizás por completo) en nuestra forma de entender la crianza.



Por eso cuando decidió convertirse en patrocinadora de mis proyectos no dudé en invitarla a formar parte activa de ellos. Hemos empezado por esta charla que tuvimos ayer en directo en mi canal de Youtube. Espero que os sirva, que os inspire, que os ayude a seguir en el camino de la crianza pacífica o a empezar a transitarlo si todavía no estáis en él.

Dejad vuestros comentarios y también preguntas porque, casi con toda seguridad, habrá segunda parte.


 


BIBLIOGRAFÍA

Gordon Thomas

Faber & Mazlish

Marshall Rosenberg