lunes, 22 de enero de 2018

Cuándo pegar a los niños



Todavía hace falta insistir en esta idea revolucionaria: no hay que pegar a los niños. 

Nunca. 

Por ningún motivo.

Así describe Mario Vargas Llosa su experiencia:
"Un día [mi padre] me pegó y a mi nadie me había pegado nunca, jamás. Eso me desbarató la visión del mundo. Me hizo descubrir una forma de violencia, de totalitarismo, y me acrecentó el miedo a la soledad."


Desconozco quién es el autor de este gráfico, por lo que no puedo darle el crédito correspondiente.
Tampoco he encontrado una versión en español.
Si sabéis quién es el autor o si tenéis una versión en español, os agradeceré la información.