lunes, 1 de enero de 2018

Gracias



A veces me quejo de lo ingrata que es la gente. He dedicado muchas horas y mucha energía (que le quito a mis hijos y a mi trabajo) a ayudar a familias,  a difundir nuestra forma de criar y educar y al activismo por la libertad educativa.

Lo he hecho porque he querido, es verdad. Y no he esperado nada a cambio. Pero a veces una palabras amable, un gesto de reconocimiento del trabajo hecho, un agradecimiento sincero, se agradecen y dan aliento para poder continuar.

Desde hace algún tiempo tengo una estricta política de gestión de mis redes sociales y del email y por eso no suelo atender a los mensajes que llegan a la carpeta secundaria de las redes sociales (esa carpeta de "otros mensajes" o de "Fulanita quiere conectarse contigo"). Pero hace una semanas entré en uno  de estos mensajes en mi cuenta de Facebook y me llevé esta agradable sorpresa:


Laura , mediante este mensaje te quiero hacer llegar un inmenso agradecimiento por tu trabajo, por llevar adelante esta misión pedagógica informativa , abriendo puertas a tantas familias ! Gracias gracias gracias! Te animo a seguir aunque aveces estés sobrepasada , es muy importante tu trabajo! Feliz navidad y feliz año para vos y tu familia, un abrazo Fraternal

En la era de la comunicación y la conectividad nos están saliendo demasiado fácilmente las críticas y se nos olvida agradecer y apoyar expresamente. Por eso, para mi, este tipo de mensajes tienen cada vez más peso. Gracias a ti, M.G.