viernes, 9 de febrero de 2018

¿Te vas a perder la infancia de tus hijos?



Eres madre de pronto toda tu alegría se ve empañada cuando te das cuenta de que tan sólo 16 semanas después tienes que reincorporarte a un trabajo que en ese momento no te apetece para nada.

Te reincorporas, mandas a tu hijo al colegio y ya no tenéis tiempo para compartir y conoceros.

La historia me suena porque alguien me la cuenta todas las semanas.

El 99% de mis clientes son madres.

La mayoría de ellas tienen el mismo conflicto: no quieren volver a trabajar después de haber sido madres o bien después de haber decidido no escolarizar. Al menos, no quieren volver a trabajar en las condiciones en que lo hacían antes: demasiadas horas fuera de casa, complicaciones logísticas y esa incesante angustia por no poder "llegar a todo".

Además, tienen un fuerte sentimiento de culpa porque confunden su necesidad de estar con sus hijos con un deseo caprichoso de mujer consentida.

Así que muchas de ellas, que me llaman para que les diga cómo pueden sacar a sus hijos del colegio, cómo pueden organizar su tiempo y cómo solventar las dificultades que preven (como contárselo a su familia o encontrar oportunidades de socialización o asegurarse de que sus hijos aprenden a hacer raíces cuadradas), acaban haciendo una petición desesperada para poder dejar dejar de trabajar o, al menos, poder dedicar menos horas al trabajo y más a sus hijos.

Yo tampoco estuve dispuesta a perderme la infancia de mis hijos.

Os he escuchado y, tras meditarlo bien, he decidido compartir mi conocimiento y mi experiencia con vosotras en un seminario sobre libertad financiera. Empezamos el jueves 22 de febrero y la primera sesión es gratuita.

Inscríbete ahora:

Envía un email a info@lauramascaro.com con el asunto "Seminario libertad financiera".