lunes, 19 de marzo de 2018

Pero ¿qué le pasa al niño?


Cuando nació Víctor tuvimos claro que queríamos usar la lengua de signos con él. La gente nos preguntaba ¿por qué le habláis en lengua de signos, si el bebé oye perfectamente?

Y es que el niño oía sin problema, es cierto, pero también es cierto que los bebés tienen muchas limitaciones a la hora de comunicarse. Al usar la lengua de signos con ellos facilitamos muchísimo la comunicación. Imagina esta situación: tienes un niño que aún no sabe hablar, está llorando y tú no sabes qué le pasa. ¿Cómo saber qué es lo que quiere? A todos nos ha pasado alguna vez. El niño llora y tú compruebas que tenga el pañal limpio, intentas darle de comer, intentas dormirle, pero nada funciona. ¡Pues con los signos él te lo puede hacer saber!

Éste es el signo de Víctor inventó para pedir pizza 😄

Por eso ahora siempre se lo recomiendo a todos los futuros padres y a los padres recientes, porque esta sencilla herramienta evita muchas frustraciones y conflictos.

Mi amiga Miriam Escacena inicia este miércoles 21 de marzo un a nueva edición de su curso de comunicación con bebés. Échale un vistazo y, si te animas, luego nos cuentas qué tal tu experiencia.